La medalla

La medalla

Imagina que la vida es una carrera y que aunque la pierdas, al final de tus días, al cruzar el umbral de la muerte hay una medalla para ti que te permitirá poder entrar al cielo.

A lo mejor crees que merecer la vida eterna por hacer buenas obras. Sin embargo, ser “bueno” se trata de obedecer las normas de Dios como: honrar a tus padres, no blasfemar, no tener sexo fuera del matrimonio y no mentir. ¿Quién de nosotros puede decir que hemos cumplido tales normas? ¡Nadie! Jesucristo vino a la tierra y corrió su carrera limpiamente, él nunca pecó. Cuando él murió en la cruz, pagó la condena que nosotros merecíamos en el infierno por haber corrido suciamente. Cuando Dios le resucitó, Cristo ganó la medalla de la vida eterna por nosotros.

Esta medalla es para aquellos que se consideran pecadores en la carrera contra el pecado y no confían en ellos mismos, sino en lo que Jesucristo hizo por ellos. Renuncia a tus pecados hoy pídele perdón.

¡La medalla de la vida eterna te espera! Sigue a Cristo con todo tu corazón.

porfa@damemasinfo.com

www.damemasinfo.comLa medalla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *